Más de 120 municipios bolivianos han sido declarados territorios libres de analfabetismo, gracias a la cooperación que se desarrolla a través de la Alternativa Bolivariana para la pueblos de nuestra América (Alba) y la acción conjunta de los gobiernos de Cuba y Venezuela.Con este programa se ha logrado que unos 475 mil bolivianos hayan aprendido a leer y escribir, mientras más de 625 mil asisten a las aulas, señala una nota de prensa del Ministerio del Poder Popular para la Educación (ME).

Uno de estas jurisdicciones es Huanuni, en el departamento de la población minera de Oruro, en Bolivia, donde mil 201, en su mayoría indígenas aymaras, vieron la luz gracias al programa Yo sí puedo, metodología usada por facilitadores cubanos y venezolanos para enseñar a leer y escribir.

Según el director general de Relaciones Internacionales del ME, Luis Alejandro Sauce, este hecho evidencia de que el Alba es una realidad.

“En el luchador e histórico municipio minero de Huanuni se hace justicia, cuando más de mil 200 habitantes de este municipio se liberan de las cadenas de la ignorancia. Mientras países del continente desarrollan acciones que atentan contra la vida y la integración de los pueblos, Venezuela y Cuba impulsan, a través del Alba, políticas de inclusión, justicia, integración y paz”, sostuvo.

La República Bolivariana de Venezuela designó a 19 jóvenes, quienes han permanecido en Bolivia por dos años y han contribuido directamente en la campaña de alfabetización.

Bolivia es el primer país donde Venezuela aporta brigadistas para la cooperación humanitaria en la materia. En la actualidad, 18 jóvenes se encuentran en Nicaragua y próximamente se iniciará otra misión de similar magnitud en la Mancomunidad de Dominica.

 

Anuncios