Etapas del Método de Enseñanza de la Lectura y la Escritura

 

cartilla-yo_sipuedo.jpg

1ra. Etapa: Adiestramiento   

Adiestrar es practicar, entrenar, guiar, es preparar para algo, en este caso, para aprender a leer y escribir. En esta etapa están comprendidas las 10 primeras clases de nuestro método. 

Las cinco primeras permiten la:  

 * Familiarización, desarrollo de la expresión oral y de habilidades psicomotoras.  

 * Aseguramiento de la representación gráfica de los números del 0 al 30. Las cinco clases restantes están dirigidas al estudio de las vocales.  

2da. Etapa: Aprendizaje de la lecto-escritura  

En esta etapa se dedican 42 clases:  

* En las primeras 23 clases se aprende cada día una nueva letra o fonema.  

* En las 19 restantes se van introduciendo las dificultades que se presentan en nuestro idioma. Ej.: Combinación de ce-ci, güe-güi Uso de la rr en sonidos fuertes y suaves. 

* Ubicación del alfabetizando en un número que conoce acompañado de una letra que desconoce.  

* Reconocer una figura fácil y debajo, la palabra objeto de estudio. 

* Presentación de una idea u oración.         

– Extraer la palabra clave.        

– Palabra clave se divide en sílabas.        

– Combinaciones normales e inversas.         

– Producción verbal de nuevas palabras e ideas. 

* Cuando los iletrados dominen todas las grafías, se va introduciendo, paulatinamente, la letra cursiva, el cual es uno de los objetivos de la post-alfabetización. 

3ra. Etapa: Consolidación 

El objetivo es fijar los conocimientos. Asegurar lo que cada determinado tiempo se ha enseñado y verificar hasta qué punto se ha aprendido bien. Se dedican 11 clases y 2 finales de redacción.  

* Consolidar las dificultades de las grafías a modo de juego o entretenimiento. Ej.: clase número 14.  

* Desarrollar la escritura y lectura inteligente a un nivel muy elemental. El iletrado debe organizar palabras hasta lograr que estas tengan un sentido lógico.  

* Con diferentes imágenes, decir el nombre y escribirlo, mediante el auxilio de los números y localizando las letras en el recuadro de la página de que se trate. El papel del facilitador deberá dirigirse hacia aquellos conocimientos que requieran de algún tipo de explicación solicitada por los alfabetizandos y al reforzamiento de los diferentes ejercicios de escritura.Es imprescindible que cada facilitador conozca muy bien a cada uno de sus participantes y tenga claro en que se les debe ayudar.    

Clasificación adecuada de los participantes

– Iletrados Puros: Son aquellas personas que nunca han asistido a la escuela.  

Semi-iletrados: Son aquellas personas que en algún momento asistieron a la escuela. Se incluyen también a quienes reconocen las letras y saben escribir algunas palabras.  

Iletrados Especiales: Son personas con necesidades educativas especiales, por lo que se debe tomar en cuenta las limitaciones físicas que presentan.  

Los Encuentros Presenciales

* Utilizar los primeros cinco minutos del encuentro para motivar a los participantes, controlar la asistencia y conocer las dificultades que puedan haber presentado en el aprendizaje o en su vida personal. 

* 30 minutos de clase televisiva, posteriormente 15 minutos para el intercambio activo. * 10 minutos de receso o cambio de actividad.  

* El facilitador no debe pasar a un nuevo ejercicio sin comprobar que sus alfabetizandos dominen el anterior.  

* Es necesario que el facilitador observe y estudie las clases previamente, con la finalidad que sea capaz de establecer adecuadas relaciones entre éstas y el encuentro presencial, así como copiar algunos ejercicios de la clase. 

La cartilla del Yo, Sí Puedo:

* Presenta el mismo formato en cada una de sus páginas y está concebida estableciendo un vínculo entre los números y las letras, de manera que el alfabetizando establezca un proceso de asociación entre lo conocido (los números) y lo desconocido (las letras) 

* En la Cartilla se le ha otorgado a cada una de las letras un número:  Ejemplo: a = 1, e = 2, i = 3, r = 7, m = 9, j = 24. * En el centro de la cartilla aparece un recuadro que tiene el objetivo de resumir las letras o fonemas estudiados, con el propósito de que los alfabetizandos puedan llenar los espacios en blanco de cualquier ejercicio que se les indique con más rapidez y facilidad.

* En la última página de la Cartilla se han ubicado algunas de las combinaciones de tres letras (trilíteras) o más, también conocidas por sílabas mixtas.

* Los espacios señalizados en la Cartilla con un lápiz tienen el propósito de que los alfabetizandos escriban, pero son insuficientes, por lo que deberán auxiliarse de un papel o de una libreta.

* Resulta fundamental que el facilitador trabaje en los ejercicios encaminados al desarrollo de habilidades psicomotoras, previstas en las páginas para estos efectos o realizando ejercicios al aire. 

FUENTE: MISIÓN ROBINSON – MÉTODO YO SÍ PUEDO. PAGINA WEB